Los mejores cuidados durante el embarazo

 

 

El embarazo es una de las etapas más maravillosas que puede vivir una mujer. Aunque no se trata de un padecimiento, es necesario recibir buen cuidado antes, durante y después que se verán reflejados tanto en la salud de la medre, como en la del bebé. Es por ello que representa la mejor manera de asegurar que los pequeños tengan un buen inicio a una vida saludable.

Lo que encierra un buen cuidado prenatal

En esta etapa la buena alimentación juega uno de los papeles fundamentales, son necesarios además buenos hábitos de salud. Para ello es necesario que la madre asis a una consulta médica especializada mensual que le indique el estilo de vida que debe llevar para llevar el embarazo as feliz término.

Lo mejor para lograr alumbrar niños completamente sanos es empezar desde el principio en ese proceso de cuidado, es decir, asistir al doctor antes de empezar a intentar quedar encinta. Lo más recomendable a hacer es:

* Seleccionar a un proveedor de atención: determinar un solo médico de cabecera con el cual crear un vínculo de confianza que brinde tranquilidad de estar bien atendida desde el cuidado prenatal, hasta el parto y posparto



* Tomar ácido fólico: al contemplar la idea de embarazarse, la futura madre deberá ingerir un suplemento con al menos 400 microgramos de ácido fólico a diario, la razón es que el mismo reduce el riesgo de ciertos defectos congénitos.

Lo que no se debe hacer nunca durante el embarazo

* Ingerir medicamentos sin consultar al médico, esto incluye medicinas de venta libre

* Consumir alcohol, drogas o cafeína en exceso

* Fumar

Consultas y exámenes prenatales

La cantidad de visitas al médico y los exámenes que se le practicarán dependerán exclusivamente del trimestre en el que la embarazada se encuentre. La mayoría de estos estudios tienen la función de constatar que las el desarrollo del bebé sea saludable; y en caso de no serlo, detectar cualquier problema que se pueda presentar en pro de encontrar una rápida solución. Estos exámenes pueden incluir:

* Ecografías: para visualizar el crecimiento del bebé y estimar una fecha para su llegada

* Pruebas de glucosa: con el que se detectará diabetes gestacional

* Ecocardiografía fetal: para verificar la salud del corazón del bebé

* Amniocentesis: con el fin de buscar defectos congénitos o problemas genéticos

* Análisis para encontrar enfermedades de transmisión sexual, y tipos de sangre

Facebook Comments

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*