Las mejores vitaminas y suplementos durante y después del embarazo

Comer saludable es tener un bebé saludable.

Durante el embarazo literalmente se tiene que comer por dos, hacerlo de manera saludable es de vital importancia tanto para la madre, como para el feto. Requiere de la ingesta obligada de ciertas vitaminas y suplementos que en la medida que lo necesite, serán indicadas por el médico, pero que lo más idóneo, es que sean consumidas dentro de una dieta balanceada.
El Calcio
Diariamente las mujeres mayores de 19 años deben consumir por lo menos 1.000mg de calcio, mayormente si se está embarazada. Esto debido a que los altos requerimientos de un bebé en proceso de desarrollo, de ahí la importancia de que la madre aumente su aporte de calcio para evitar que se le descalcifiquen los huesos. Lo más seguro es que el suplemento vitamínico prenatal recetado por el médico lo incluya, pero de manera natural lo pueden encontrar en:
• Productos lácteos bajos en grasas, donde entran la leche, el queso pasterizado y el yogur; así como también en los enriquecidos como los zumos de naranja comercializados, leche de soja y cereales
• Verdura de hoja verde oscuro (espinacas, col rizada y brócoli)
• En el tofu, judías secas y almendras
El Hierro
Durante el embarazo se requiere consumir 30 mg de hierro al día aproximadamente. La razón, es que es necesario para fabricar hemoglobina, componente de los glóbulos rojos indispensable para transportar oxígeno a todas las células.
Es cierto que se trata de un nutriente fácil de encontrar en distintos tipos de alimentos, pero sin duda el procedente de la carne es el que se absorbe con mayor rapidez, en comparación con el de origen vegetal. Los alimentos ricos en hierro incluyen: carne roja y volatería de la oscura; salmón, huevos, tofu, judías secas y guisantes; cereales enriquecidos y frutas deshidratadas; y verduras de hoja verde y melaza negra.
Ácido fólico
Indispensable incluso antes de la concepción, pues está demostrado que hacerlo adicional a los tres primeros meses de embarazo, reduce en hasta el 70% el peligro de que el bebé nazca con problemas o defectos en el tubo neural, el cual se forma durante las primeras semanas y que acaba dando lugar al cerebro y la columna vertebral del bebé.
Fluidos
Tomar suficiente agua durante el embarazo es tan importante como los aportes vitamínicos, la afirmación se basa en que el volumen sanguíneo de una mujer embarazada aumenta espectacularmente, y beber suficiente líquido a diario puede contribuir a evitar problemas bastante cotidianos durante el embarazo, como lo son la deshidratación y el estreñimiento.



 

Facebook Comments

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*